Nadal avanza, pero deja algunas dudas

49

El español volvió a mostrarse dubitativo y tuvo que trabajar durante tres sets para vencer a Nishikori. De todos modos, el camino al 12° título en el Godó sigue en pie.

Rafael Nadal se retiró el miércoles del club en el que se disputa el ATP 500 de Barcelona preocupado. Era consciente que ante Ilya Ivashka no había podido desplegar su mejor versión y hasta estuvo en la cornisa de sufrir una derrota. Sin embargo, en la conferencia de prensa posterior al partido había señalado que “cada día hay una nueva oportunidad” y que encuentros como ese lo iban a ayudar a mejorar para “volver al nivel más alto lo antes posible”. Y a pesar de haber recuperado su versión habitual en tierra batida durante algunos pasajes del encuentro, la realidad es que aún sigue lejos de ser el jugador de siempre. De todos modos, apretó los dientes, se puso a luchar y terminó derrotando a Kei Nishikori por 6-0, 2-6 y 6-2 en apenas un poco más de dos horas de juego.

La realidad es que Rafa fue trabajando la victoria con la paciencia de un alfarero. En el primer set, poquito a poco se quedó con los games más disputados, evitó una chance de break en el primer game con su servicio y, a partir de ahí, marcó una tendencia en los puntos claves. De hecho, la táctica del japonés no parecía mala: intensidad sobre el revés y aceleración contra el drive rival. A pesar de eso, devolvió todo lo que venía a su lado. Asimismo, bajó los errores no forzados, se movió con mayor soltura y corrió de un lado hacia el otro para obligar a su adversario a jugar sobre las líneas.

Ni hablar que el saque funcionaba, la derecha corría a gran velocidad y la estrategia reactiva estuvo impecable como en las jornadas más alegres. De hecho, dejó puntos aptos para los highlights. Pero el sol se fue modificando por las nubes. No por una cuestión climatológica, sino porque Rafa dejó pasar una chance de quiebre en el comienzo de la segunda manga, momento clave en el desarrollo del parcial. Nishikori nunca bajó los brazos. Sabía que la mayoría de los games se definían por detalles y se ilusionó paulatinamente con poder revertir el marcador más allá del 0-6 sufrido en el inicio. Tanto es así que falló menos y ajustó sus golpes que antes se iban unos centímetros afuera.

LA EFICACIA A LA HORA DE ROMPER EL SERVICIO ADVERSARIO

El tercer set era una lotería. Las emociones habían cambiado en 180 grados. El jugador asiático se encontraba alzado, creyéndosela que podía eliminar al 11 veces campeón del Conde de Godó. Sin embargo, Nadal nunca resignó su condición de luchador: batalló cada punto, corrió siempre de abajo, levantó cuatro break points en sus dos primeros juegos al saque y con el correr del tiempo se acomodó en la pista que lleva su nombre. En ese sentido, él sí pudo romper el saque contrario, mantuvo la ventaja y liquidó el encuentro a su favor.

EL CAMINO A LA DUODÉCIMA CONQUISTA SIGUE VIVO

Nadal se instaló en los cuartos de final y quedó a sólo tres triunfos de poder levantar su 12° trofeo en el certamen, uno de los torneos en los que mejor rindió a lo largo de su carrera. Y en caso de lograr su objetivo recuperaría el segundo puesto del ranking mundial. En efecto, el británico Cameron Norrie, quien superó a David Goffin por retiro del belga en el tercer set, será su siguiente contrincante.

Fuente: http://www.puntodebreak.com/2021/04/22/nadal-avanza-deja-algunas-dudas

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.