“Veo tenis prácticamente cada día, gente como Nadal me inspira”

49

Sebi Korda es el tercer mejor #NextGen del año y una de las mayores promesas del circuito. Su filosofía diverge de la habitual: es la de todo un estudioso del tenis.

El nombre de Sebastian Korda cada vez tiene más peso en el circuito ATP. Hace no mucho, el estadounidense era un verdadero desconocido, el hijo de un excampeón de Grand Slam y hermano de dos exitosas jugadoras de golf. Fue en 2020 cuando, tras un exitoso periplo en el circuito Challenger, llegó a Roland Garros y alcanzó los octavos de final prácticamente de la nada con un juego elegante, sencillo, con golpes que parece ejecutar sin esfuerzo y una brutal velocidad de bola. Una estrella había nacido… pero con una filosofía diferente.

No ser como el resto es algo lógico cuando tu familia prácticamente, nace y respira en torno al deporte. Todos sus miembros han sido excelentes en alguna disciplina favorita, desde un campeón de Grand Slam hasta dos top-25 en el circuito femenino de golf: Sebi Korda, el menor de todos, estaba prácticamente destinado a continuar de algún modo con esta estirpe. “El éxito de mis hermanas me motiva. Mi hermana ganó un torneo justo la semana anterior a la que yo gané otro torneo: la estuve viendo jugar y el verla tan encendida me motivó a jugar mejor. Es alguien de gran ayuda: siempre hay esa competición familiar, una especie de pequeño empujón para que todos seamos mejores”, admite a la ATP.

Sin embargo, ser el más pequeño de la saga de los Korda también hace que tenga una filosofía diferente. Es una filosofía que suena realmente bien, pero que puede ser difícil de aplicar en el entorno extremadamente competitivo de un deportista de élite. Sin embargo, Sebastian la sigue a rajatabla. “Trato de disfrutar de las pequeñas cosas mucho más que el resto de gente. He jugado los torneos de menor categoría y eso me ha ayudado a apreciar todo aún más. Mis hermanas, por ejemplo, empezaron a jugar los torneos grandes muy rápido. Yo no llegué arriba tan rápido como otros, así que eso me ayuda a apreciar los detalles mucho más”.

Estas declaraciones se sustentan con hechos muy claros. Hechos que demuestran que la carrera de Korda se mece con mesura, conociendo sus límites y priorizando torneos en los que el estadounidense pueda crecer en el terreno personal y profesional, alejado de los grandes focos. Este 2021, Sebastian desechó la posibilidad de ir a jugar a Australia y, tras ser finalista del torneo de Delray Beach, decidió acudir a la gira europea de Challengers sobre pista dura bajo techo. Fue campeón en uno de ellos.

He seguido mi propio camino, he ido por libre. Casi todo el mundo fue a Australia a jugar la fase previa y yo elegí una vía diferente. Fue superimportante acumular muchos partidos en términos de crecimiento, en especial después de tener hasta dos meses de pretemporada, algo bastante extraño y a lo que no estamos acostumbrados. De momento ha funcionado y espero que pueda mantener esa dinámica positiva”.

Una de las claves del éxito para el estadounidense reside en que es un verdadero estudioso de este deporte. Así lo admite: se pasa cientos de horas pegado al televisor viendo los mejores partidos del mundo. “Veo muchísimo tenis. Prácticamente cada día estoy viendo algo en televisión. Siempre consigue darme mucha inspiración, en especial de tipos como Nadal. La manera que tiene de comportarse en la pista, su profesionalidad y su humildad siempre me han servido como una verdadera inspiración. Espero que siga jugando al tenis, porque me encantaría tener otra oportunidad de enfrentarme a él”.

Los objetivos, muy claros

El primer duelo entre ambos se dio en el pasado Roland Garros, un trámite para Nadal del que Korda salió con un detalle que recordará por el resto de su vida: una camiseta firmada del que fue su ídolo de la infancia. Ahora solo puede medirse a él al otro lado de la red en una carrera ATP que solo acaba de comenzar, pero para la que Korda ya desvela sueños bastante ambiciosos. Recuerden: proviene de una familia de ganadores… como para no soñar a lo grande.

“Me encantaría poder ganar un Grand Slam, pero reconozco que aún me queda mucho camino por recorrer. Este año, uno de mis principales objetivos es finalizar dentro de los 50 mejores del mundo, además de poder jugar las finales #NextGen en Milán”.

Fuente: http://www.puntodebreak.com/2021/04/27/veo-tenis-practicamente-dia-gente-nadal-inspira

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.