La experiencia prevalece ante la juventud

24

Nadal derrotó a Sinner en lo que fue su debut en el Masters 1000 de Roma. Un partidazo que confirma el crecimiento progresivo del español. Shapovalov, el próximo paso.

Hay un refrán que dice que “viejo es el viento y todavía sigue soplando”. Una analogía clara para poder describir el juego de Rafael Nadal sobre la tierra batida. Es que puede pasar el tiempo, se suceden los festejos de cumpleaños y, a pesar de eso, el español confirma en cada partido que es el mejor jugador de la historia en esta superficie. Lógicamente, ya no luce invencible y hasta los más jóvenes se le están animando a vencerlo. De hecho, Andrey Rublev lo eliminó de Montecarlo y Alexander Zverev hizo lo propio en Madrid. No obstante, poco a poco está cogiendo el ritmo necesario rumbo a su gran objetivo: Roland Garros. Y, en ese sentido, se anotó un gran triunfo ante Jannik Sinner por 7-5 y 6-4 en la segunda ronda del Masters 1000 de Roma.

El primer set tuvo un rendimiento a puro vuelo tenístico. Ambos desplegaron todo su repertorio: presionaron a su rival, buscaron sacarlos de su zona de confort y lograron dañar en los momentos justos. Sinner, incluso, comenzó súper arriba: quiebre de ventaja, derecha muy firme y revés paralelo sorprendente. Una táctica que dañó a Rafa. No obstante, el actual 3 del mundo no bajó los brazos y cada vez que perdió su servicio, lo recuperó automáticamente en el game siguiente. Poco a poco fueron transcurriendo los juegos hasta que el español pudo quedarse con el parcial recién en su séptimo intento. Y no es que no haya podido en los anteriores puntos para el set, sino que el italiano volcó su versión más premium para aferrarse al marcador. A pesar de eso, fue 7-5 para Nadal.

Si bien alguno pudo haber creído que en la segunda manga el nivel iba a caer, nada de eso sucedió. De hecho, siguieron golpeando la pelota como si no hubiera mañana. Sin embargo, Sinner tomó la ventaja del tanteador nuevamente con un break en el tercer game, logró confirmar por primera vez en el encuentro y parecía dispuesto a estirar las acciones. Aunque enfrente se encontraba la garra y el corazón de un deportista incansable. Estaba el mejor de la historia en polvo de ladrillo, que afiló las garras, apoyó los codos y empezó a pasar todas las bolas. En efecto, su drive paralelo con efecto luego de un tiro cruzado también con la derecha fue la estrategia utilizada para revertir las acciones. Y firmó la rubrica del triunfo con cuatro juegos consecutivos (en su cuarto match point) y una aceleración propia de un genio como él.

Sinner ya no es el futuro, sino el presente. Y cada vez parece más dispuesto a golpearle la puerta a los mejores del planeta para poder sentarse en su misma mesa. No obstante, Rafa le puso un freno y le dijo que para eso aún deberá esperar, al menos, un torneo más.

DENIS SHAPOVALOV, SU PRÓXIMO ADVERSARIO

Shapovalov, semifinalista el año pasado en el Foro Itálico, quiere cambiar su tendencia de esta temporada sobre polvo de ladrillo. Tanto es así que sumó cuatro victorias y tres derrotas en los siete partidos que disputó durante la gira europea hacia París. Más allá de eso, el canadiense ya sabe lo que es ganarle a Nadal dado que lo superó en uno de los tres enfrentamientos que tuvieron, aunque en 2018 cedió justamente en la capital italiana (6-4 y 6-1, en aquella oportunidad).

Fuente: http://www.puntodebreak.com/2021/05/12/experiencia-prevalece-juventud

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.