Mil partidos y una ilusión histórica

36

Nadia Podoroska consiguió su tercera victoria ante una top-10… en el partido número 1000 de Serena Williams. Un triunfo para la historia en el Foro Itálico.

Dicen que la historia está escrita por los vencedores. Qué duda de ello cabe, pensará Serena Williams. Pocas, muy pocas han ganado tanto como ella. A sus 39 años, la estadounidense es una cabina de trofeos andante, una leyenda generacional que todavía sigue con hambre en el circuito. Mientras tanto, claro, nacen otras ilusiones con ganas de escribir esa historia. Tenistas que quieren forjar su leyenda en días señalados. El de hoy era uno de ellos… y ahí apareció, en RomaNadia Podoroska.

Esa mujer que tiene enganchada a Argentina a la televisión desde que en Roland Garros firmase una de esas historias poco frecuentes a la par que maravillosas. Una jugadora forjada en el fragor de la batalla, que no rehúye el cuerpo a cuerpo. Mucho menos en arcilla, su superficie favorita, en la que se hace aún más fuerte y despeja algunas dudas surgidas a principio de temporada. 2021, partido número 1000 de Serena Williams… pero nada de eso importó ante el empuje, el tenis y la templanza de Podoroska (7-6(6), 7-5).

Fue un partido en el que no vimos a la mejor versión de Serena. Es un detalle para nada baladí: era su vuelta a la tierra batida tras meses de inactividad. En el terreno que más puede castigar el declive físico, Podoroska quería hacerse fuerte desde el minuto uno, jugando con muchísimo peso desde la primera bola del intercambio. Los porcentajes de saque de Williams no eran nada del otro mundo, permitiendo a Nadia castigar con dureza sus segundos y tomar el control de los intercambios.

Serena aguantaba en el partido con flashes de brillantez que ni en una versión gris dejan de estar ahí. Una buena ración de paralelos sobre la línea, como para recordar a la albiceleste que no tenía enfrente a una jugadora más. La igualdad era la tónica dominante, con varios breaks que se repartían (no pudo Podoroska cerrar el primer parcial con su saque), llegando hasta el momento definitorio: un tie-break en el que Podoroska sacó a relucir su repertorio, golpeando con mucho peso la derecha invertida en cada resto, tomando el control, dictando el juego… desplegando el tenis preciso y adecuado.

La campeona de Grand Slam, contra las cuerdas ante alguien que hace no tanto era un nombre desconocida. A base de momentos cumbre Podoroska sigue derribando varios techos: el del desconocimiento, el de los clichés sobre el tenis femenino, el de la debilidad del tenis femenino sudamericano. También a base de trabajo, patrones y repeticionesgolpeando con peso, tirando el revés paralelo, mostrándose muy sólida y obligando a Serena a forzar más de la cuenta.

Un final de campeona

No pudo apretar la menor de las Williams el acelerador, llegando a colocarse Nadia con un 5-2 que no entraba ni en las cabezas de los más optimistas. Claro, no todo iba a ser de color de rosa: también llegó el momento de la duda y el desconcierto, del miedo a las alturas que permitió a Serena igualar la balanza. Con 5-5, claro, faltaba la última función: la demostración de que Podoroska posee una mentalidad de hierro, que sus ganas de vencer son mayores que el desconcierto de los territorios inexplorados.

Ya llegó a semifinales de Roland Garros, pero 2021 sigue viendo cómo Nadia vuelve a engordar registros de auténtica marciana. 3-0 contra jugadoras top-10 tras derrotar también a Svitolina a Kvitova; triunfadora en el encuentro número #1000 de una leyenda. Picando piedra, sin hacer mucho ruido, despertando interés en una región ávida de ídolos e ídolas. Solo el cielo es su límite.

Fuente: http://www.puntodebreak.com/2021/05/12/mil-partidos-ilusion-historica

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.